Uno de los problemas más comunes por lo que entrenadores de mascotas son contactados es para entrenar a perros a no jalar de la correa en los paseos. Porque no solo es molesto, es peligroso para ti y tu mascota. Tu perro podría jalarte hasta la calle llena de carros, puedes tropezar o caer. Pero enseñar a tu mascota a caminar bien con correa no tiene porque ser una batalla. Aquí te damos tres simples tips para evitar que tu perro jale de la correa.

Entre más temprano empiezas a usar la correa en tu mascota mejor. Pero sabemos que no siempre obtenemos a nuestras mascotas desde cachorros. El punto es que entre más temprano se empiece a acostumbrar a usar una correa, mejor. Algunos perros, especialmente los adoptados o los cachorros entran en pánico porque no les gusta sentirse atados. Empieza por asociar la correa con deliciosos premios o juguetes divertidos para convertir la experiencia en una positiva.

Lo que quieres es que tu mascota piense que la correa es parte de la diversión y no algo con lo que se sienta atado.

cachorro en entrenamiento

2. Balancea tu entrenamiento

Un entrenamiento donde le das premios a tu mascota y a la vez lo corriges tirando ligeramente de la correa o con un «NO» es un entrenamiento balanceado. Premiarlo demasiado puede significar que pueda de vez en cuando correr para perseguir una ardilla o un carro, y tampoco queremos castigarlo demasiado.

A la vez tu eres la única persona que conoce demasiado a tu perro, así que tu debes encontrar el balance y encontrar el método que más le funcione a tu mascota.

chica paseando perro

3. Entrenamiento simple

Ahora existen en el mercado muchas correas y pecheras diferentes para perros. Unas diseñadas precisamente para evitar que tu perro jale de la correa. Pero nuestra recomendación es que lo mantengas simple. Un simple collar, correa y entrenamiento constante.

Las pecheras están hechas para que los perros puedan jalar de una manera cómoda.

perro con correa en la boca