Con tu apoyo y constante práctica la mayoría de los perros pueden nadar. Algunas razas de hecho son más aptas para el agua que otras gracias a sus características y temperamentos. Conozcamos más sobre los canes del mundo, te enlistamos algunas razas que podrían resultar amantes del agua y si ya lo tienes en casa no dudes en llevarlo por un pequeño chapuzón este verano.

Labrador Retriever
Estos energéticos perros son conocidos por su personalidad carismática y atlética, una tarde en la alberca podría ser su mejor premio. Inicialmente, los primeros Labradores fueron críados como cazadores de aves en el agua, tienen un temperamento muy fácil de entrenar y un pelaje corto que agiliza su nado.

French Poodle
Originalmente fueron críados para traer juegos del agua. Su pelaje ondulado hace que no absorban la humedad y sus patitas les facilita nadar. Este pasado nos explica también el posible origel de su tan típico corte de pelo; historiadores creen que se dejaba el pelo más largo en ciertos lugares del cuerpo para mantener las articulaciones calientes en temporaradas frías.

Golden Retriever
¡Todos los amamos! Los Golden Retriever nacieron de la cruza de Retrievers con Spaniels, esta combinación les da un amor por nacimiento al agua. De hecho, la última capa de pelaje es resistene al agua.

Perro de agua portugués
¡Aman tanto el agua que está en su nombre! Estos peluditos de pelo ondulado fueron en sus inicios usados para ayudar a pescadores y barcos guía en la orilla del mar a lo largo de la costa de Portugal. Hoy en día, a lo mejor recuerdes haberlos visto con su familia, el ex Presidente de Estados Unidos de América, Obama.


Cocker Spaniel

Se encuentran entre las razas más antiguas de América del Norte. Como otros Spaniels, los Cocker fueron críados para asistir a cazadores y muestran una afinidad nata por la natación y los clavados.

Terranova
A pesar de su gran tamaño resultan unos nadadores muy hábiles. Su pelaje grueso los protege de temperaturas muy frías mientras que sus patas largas resultan perfectos remos. En el pasado eran los compañeros ideales de pescados que además los entrenaban para jalar sus redes.