Salir a pasear con tu perro a veces puede ser una pesadilla, esto es porque la hora del paseo produce mucha ansiedad en algunos perros. Ansiedad por salir a la calle y esto se convierte en los tirones de la correa. Por eso es importante educar a nuestro perro a pasear desde cachorro.

Si tu perro ya es un adulto, debes ser entonces bastante preciso y rutinario para educarlo. Si le muestras la correa y en ese momento empieza a demostrar su ansiedad con saltos, ladrando y corriendo. Es entonces cuando debes ser fuerte y dar la orden de «NO» fuerte y claro y esperar a que se siente y se muestre más tranquilo.

Es entonces cuando este más tranquilo cuando podrán salir a la calle. No debes tensionar mucho la correa, cuando tu perro jale de la correa es cuando tú puedes dar un tirón más fuerte aún y de nuevo indicarle con un «NO» fuerte y claro para que sepa que no debe de hacer eso. Debes detenerte también y dejar de caminar y cuando de nuevo se muestre más tranquilo es cuando reanudas la marcha. Es importante que cuando vaya caminando a tu lado tranquilo y sin jalones, lo felicites y vayas reforzando su buena conducta. Puedes intentar salir a los paseos con una bolsa con premios. Así cuando tu perro esté tranquilo y caminando a tu lado sin tirones puedes darle estos premios para reforzar las felicitaciones. Y cada vez que intente jalar de nuevo de la correa, repites esto de detenerte y decirle «NO», es un proceso largo y requiere paciencia.

cachorro paseando

Si empiezas a educar a un cachorro…

Lleva una bolsita con premios y cuando lo saques a pasear ve dándole los premios durante el paseo. Para dárselos, quédate quieto y espera a que tu cachorro se siente, ignorando cualquier otra cosa que tu cachorro haga (recuerda que la paciencia es una virtud muy importante al momento de educar a tu cachorro) hasta que eventualmente se siente. Cuando finalmente lo haga, refuérzale el comportamiento con unas palabras positivas como «buen perro», e inmediatamente dale su premio, después de esto da un gran solo paso hacia adelante y vuelve a detenerte y espera a que se siente nuevamente y le vuelves a dar un premio. Repite este paso hasta que tu cachorro se siente cuando tu te detengas. Ahora da dos pasos antes de detenerte. Luego, intenta dar tres pasos y detente, y luego 5, 8, 10, 20… y así sucesivamente. Hasta el momento en el que te darás cuenta que tu cachorro camina tranquilamente a tu lado y se sienta cuando tú te detienes.

Sending
User Review
0 (0 votes)