HISTORIA
El Gato Persa al ser una raza de gatos antigua, junto con otras razas, tienen una historia un poco incierta. Los gatos de pelo largo importados de Asia, aparecieron en Italia en los años 1500. En el siglo 17, Pietro della Valle (explorador italiano) llevó un gato de Persia a Italia para ser agregado al programa de cruza de la raza.

Alrededor de 100 años después, Nicolas de Pereisc (astrónomo y botánico francés) adquirió gatos de pelo largo provenientes de Turquía que también es el hogar del Angora Turco, una raza diferente de gatos de pelo largo. En el siglo 19, los descendientes de estos gatos turcos fueron cruzados con los italianos y este fue el comienzo del Gato Persa actual que aunque es antigua, fue en parte creada por el hombre.

Su popularidad comenzó cuando la Reina Victoria y otras personas de la realeza declararon su amor hacia esta gran raza. Llegaron a Estados Unidos a finales del siglo 19 y no tardaron en convertirse en los favoritos de muchos.

CARACTERÍSTICAS FÍSICAS

  • El Gato Persa es entre grande y mediano con un cuerpo proporcional y una expresión tierna en su cara. Tiene cabeza grande y circular, orejas pequeñas y una cola corta a comparación. En un inicio, la raza tenía un hocico corto (aunque notorio) y este es uno de los rasgos principales que se fueron exagerando con el tiempo, particularmente en Norte América. Por este motivo, están mas propensos a problemas de salud, respiratorios especialmente. Los Gatos Persa también son famosos por su pelaje largo, sedoso y brilloso, el cual encontraremos en aproximadamente 80 colores diferentes incluyendo negro, azul, crema y gris.

TEMPERAMENTO Y PERSONALIDAD

  • Gentiles y silenciosos, gustan de un ambiente sereno y de personas que los traten con amabilidad. A diferencia de otros gatos, prefieren pasar sus horas acostados en un sofá que escalando en las alturas.
  • En cuanto a niños, los Gatos Persa serán amigables siempre y cuando el trato se limite a solo acariciarlos y no cargarlos o jugar con ellos.
  • Pueden maullar en ocasiones, pero en la mayoría de los casos, sus expresiones radican en sus ojos. Disfruta del tiempo a solas aunque sin duda la presencia de sus dueños lo hará feliz. Si el dueño necesita salir, sería preferible tener a un cuidador de confianza que vaya a su casa que llevarlo a un lugar extraño.
Encuentra hoy al cuidador y amante de gatos
que facilitará tus viajes… ¡Ingresa aquí!

ASEO BÁSICO

  • No hay mas opción, el Gato Persa necesita de grandes cuidados. Su pelaje debe ser cepillado diario y con un cepillo especial para quitar nudos y pelo suelto.
  • Debe bañarse una vez a la semana. Deberás comenzar con este hábito en cuanto llegue a casa y así lo verá como tiempo de calidad contigo. Seca su pelo en el nivel mas bajo para evitar quemaduras.
  • Debido a la forma de su cara, los Gatos Pesa tienden a lagrimear. Para prevenir manchas alrededor de sus ojos (especialmente por debajo), utiliza toallitas húmedas para limpiar su cara, diario de preferencia.
  • Además de esto, no olvides revisar sus uñas y cepillar sus dientes regularmente con una pasta recomendada por tu veterinario.

gatopersa3

gatopersa2

gatopersa1