¿Planeas para uno o mas días en el agua? Con el verano a la vuelta de la esquina, ahorita sería el momento ideal para asegurarte que tu mejor amigo conozca las reglas básicas del nado. Si es su primera vez, querrás hacer su introducción al agua lo mas segura y divertida posible. La palabra clave es: paciencia. En caso de que tu perro no se logré familiarizar inmediatamente, dale el tiempo necesario para mantener una experiencia positiva.

¡A lo seguro!
A pesar de lo que se cree, no todos los perros son nadadores por naturaleza. Los más pequeños o con piernas cortas por ejemplo, por lo regular batallan mas para mantenerse flotando sin ayuda. Sería una buena idea conseguir un flotador canino, sobretodo si estará en un lugar con mayor profundidad.

Paso a paso
Para comenzar con las clases, encuentra un lugar con sombra y sin corriente de agua que te permita caminar alado de tu mascota (si eliges una alberca que permite mascotas, no dejes que tome demasiada agua de la alberca). Mantenla junto a ti hasta que sepas que se siente cómoda y pueda regresar a ti al llamarla. Aléjate lentamente y deja que se acostumbre. Una vez que estés en lo hondo, por naturaleza comenzará a patalear para mantener su cabeza fuera del agua. Si la notas cansada o ansiosa, puede ser momento de salir del agua y tomarse un descanso antes de regresar a intentarlo otra vez.

Pataleo adecuado
Asegúrate que tu perro este pataleando con las cuatro patitas. Si solo usa dos se cansará más rápido y probablemente los salpique a ambos. Ayúdalo dando un poco de apoyo hasta que comience a mover las cuatro piernas al mismo tiempo.

Agrega algo divertido
¿Aún no logras que entre al agua? Lleva contigo algunos de sus juguetes favoritos a prueba de agua y aliéntalo a adentrarse. Como con cualquier actividad, felicítalo cada que se atreva y logré algo nuevo.

swimming3

swimming2

swimming1

¡Felicidades! Lograron su primer clase de natación. Antes de compensar a tu mascota por su gran esfuerzo, recuerda lo importante que es asearlo con agua limpia para remover químicos, arena, etc. Por último, sécalo y comiencen a planear su próxima chapuzón.

 

 

¿Sales el verano? ¡Encuentra a un cuidador que se divierta con tu mascota aquí!