Todo niño merece crecer con el amor, compañía y diversión de un perro, sin mencionar lo importante que es hoy en día fomentar el amor a todos los seres vivos del planeta. Si quieres lograr que tu hijo y tu perro formen el mejor lazo para toda la vida toma en consideración los siguientes consejos.

¿Esperando bebé?
Nueves meses suena como el tiempo necesario para preparar a tu perro para la próxima llegada. Si aún batallas con cuestiones de conducta o no ha llevado ningún tipo de entrenamiento, ahora es cuando. Tu perro necesitará entender las órdenes básicas como NO, ALTO, SIÉNTATE, entre otras. Si conoces a otra mamá con bebé, pídele que vayan a visitarte y con mucho cuidado supervisa la reacción de tu perro y sus níveles de ansiedad alrededor de el. Puedes presentarle una manta de bebé para que se familiarice con el olor.

Den un paseo
Una buena caminata en el parque puede ayudar con el exceso de energía y ansiedad de tu perro. El deberá de estar calmado y relajado.

Deja que tu perro sea el primero en acercarse
A los niños les encantan los perritos y mas aún cuando son cachorros por lo que es probable que corran emocionados a acariciarlo. Antes de presentar a tu perro ante cualquier niño, asegúrate de hablar primero con ellos y explicarles que los animales pueden estar nerviosos al principio y deben de estar tranquilos para no espantarlos o alterarlos. Cuando el perro se sienta seguro, el se acercará, no apresures la situación.

Enseña a los niños a tocarlos cuidadosamente
Los bebés y los niños están aprendiendo sobre el mundo y su instinto es tocar todo lo que les llama la atención. Es importante enseñarles que los perros deben ser acariciados por un lado de su carita o debajo de su barbilla, también evitar caricias mientras ellos duermen.

Señales de estrés en tu perro
Conoce el lenguaje corporal de tu perro para que puedas darte cuenta cuando esta cansado o fastidiado. Enseña a los niños a respetar el espacio de un perro y jamás arrinconarlo para evitar que se sienta amenazado.

No permitas que un niño se acerque cuando come o juega
Los niños son curiosos por naturaleza. Es posible que le llame la atención el juguete o premio que tu perro tenga, no dejes que se acerque mientras hacen esto o comen. No olvides estar al pendiente en niños menores mientras que a los mas grandes puedes explicarles y enseñarles a respetar sus pertenencias.

Incluye a los niños en los cuidados de tu perro
A los niños les encanta sentir que ayudan. Aún los mas pequeños pueden sentirse útiles al sujetar un poco la correa o al rellenar su traste de agua. Los niños mas grandes pueden tener responsabilidades mas importantes como servir su comida, paseos y baños. Entre mas participen tus hijos, mas crecerán queriéndose y confiando el uno con el otro.