El abandono de los perros sigue siendo el principal problema en el bienestar de los animales. Y México, en particular, ocupa el primer lugar con más perros callejeros en América Latina.

Cerca de 500, 000 perros y gatos son abandonados al año en México. Una gran parte de estos animales son adquiridos como regalos de Navidad, Día del Niño y otras festividades, donde meses después la familia pierde el interés por ells y los abandona.

La exclusión de un animal de compañía del hogar puede producirse por diferentes circunstancias. Y los casos más comunes son:

  • Problemas económicos. Imposibilitan el mantenimiento del animal en el hogar. En muchas ocasiones este caso se produce por la llegada de un nuevo miembro en la familia.
  • Problemas de salud. Cuando el dueño o algún miembro del hogar cae enfermo, implica gasto o bien, el abandono de la residencia para acudir a un hospital o un centro de salud.
  • Defunción del dueño. Provoca la falta de personas que se responsabilicen por la mascota.
  • Camada inesperada. Aquí reside la importancia de la esterilización.

cuidafood tienda

En CuidaMiMascota, por ningún motivo estamos a favor que una vez que hayas decidido adquirir una mascota, quieras deshacerte de ella. Es una responsabilidad enorme que no debe de tomarse a la ligera y debe de pensarse muy bien.

Pero independientemente del motivo que lleve a muchas personas a no querer continuar con la mascota, existen muchas otras opciones antes del abandono a la calle.

cuidadores

  1. Lo primero que se debe hacer es tratar de acomodar a la mascota con una familia de confianza, ya sea familiar o algún amigo. Además de tener el beneficio de que la mascota probablemente ya conozca y tenga una relación con el nuevo dueño y el anterior dueño puede volver a ver a la mascota cuando quiera.
  2. Los refugios o albergues son otra opción, donde ellos se encargarán de darlo en adopción.
  3. Existen también aplicaciones donde podrás crear una cuenta y registrar el perfil de la mascota y después esperar a que llegué algún interesado. Siempre investigando también a la persona interesada.
  4. Prueba también hablar con el veterinario, pues estos especialistas del bienestar animal están en contacto con familias amantes de animales que están dispuestas a darle la bienvenida a los peluditos.