Las temperaturas mas altas del año y el verano ya están por llegar si no es que ya están en tu ciudad. Por mas que disfrutemos del sol y de la diversión, es importante recordar que las altas temperaturas pueden afectar la salud de tu mascota. Los caninos pueden sobrecalentarse fácilmente ya que la única manera en que liberan el calor es jadeando y por unas cuantas glándulas sudoríparas entre sus dedos. Te compartimos una lista de maneras de mantener a tu perro fresco e hidratado para que pueda disfrutar del verano tanto como tu.

NO LO DEJES DESATENDIDO EN EL CARRO
En un día de mas de 23º centígrados, la temperatura dentro de un carro estacionado puede elevarse hasta los 46º C en menos de una hora. Aún con las ventanas abajo, un perro puede sufrir de un golpe de calor inmediatamente. Si te espera un día largo por delante y no quieres dejarlo solo, consigue un cuidador por el día (¡Conseguir cuidador!) y así no te preocuparás por el mientras estás fuera.

EVITA CAMINAR EN SUPERFICIES CALIENTES COMO EL CEMENTO
Los colchones en la patita de tu perro son tan sensibles como la suela de tus pies. Haz la prueba, si sientes el pavimento demasiado caliente para caminar posiblemente para tu mascota también lo sea. Mientras pasean, intenta alternar las superficies entre pavimento, banqueta y pasto para que sus patitas no se sobrecalienten. Si tu perro en particular sabes que es sensible, cubre sus patas con pequeñas botitas para perro y así podrá disfrutar mejor su paseo.

OFRÉCELE AGUA LIMPIA Y FRESCA
Algunos de nuestros perritos pueden resultar muy “especiales” y optarán por no tomar agua si tiene un olor extraño o lleva tiempo calentándose en el sol. Procura siempre poner a disposición de tu perro agua limpia para que se hidrate. Aunque aún tenga, cámbiala diariamente y no olvides también lavar su plato periódicamente.

SIEMPRE LLEVA AGUA CUANDO SALGAN
Lleva contigo un recipiente portátil y una botella de agua para ofrecerle en todo momento.

EN DÍAS EXTREMADAMENTE CALUROSOS, DÉJALO EN CASA
Durante el verano, ir a la playa y asolearnos todo el día es una actividad que nosotros disfrutamos, a tu perro en cambio podría causarle una severa deshidratación. Aún cuando tu sientas que el calor es tolerable, cuando los perros son expuestos a temperaturas altas por mucho tiempo, sus cuerpos batallan en regresar a su temperatura ideal por sí solos.

MIDE EL EJERCICIO
Los perros a veces no conocen sus propios límites. Si notas su respiración acelerada o ves que va tras la pelota con dificultad, es momento de tomar un descanso. Si bien las actividades al aire libre son estupendas y tu mascota las ama, procura hacerlo antes/durante el atardecer.

Su seguridad siempre será lo mas importante y el agua INDISPENSABLE. Si alguno de los síntomas mencionados en el artículo persiste, consulta a su veterinario de inmediato.

pug_agua