Si alguna vez pasó esto por tu mente… es posible que la respuesta sea afirmativa.

A: Te sientes un poco culpable cada que subes una nueva foto (la más adorable de todas) de tu perro a Facebook.
B: Crees que todos piensan lo mismo y aman de la misma manera a tu mascota.

En cualquiera de los casos, te compartiremos algunos consejos para ayudarte a aprovechar los 5 minutos de fama de tu mejor amigo perruno sin perder amigos y enloquecer a tu familia.

Paso #1
Echa un rápido pero buen vistazo a tus fotos. ¿Qué porcentaje de estas son de tus mascotas? ¿Mas del 40%, 60&, 80%? Si es así, podrías considerar la opción de crearle una nueva cuenta a tu mascota, ¡SI, A TU MASCOTA! Puedes crear una página o una cuenta en Instagram y subir cuantas fotos quieras de ella. No solo le darás a tus familiares y amigos la opción de elegir si quieren ver sus fotos o no, también tendrás la oportunidad de presumir al mundo la grandiosa compañía que tienes junto a ti.

Captura de pantalla 2016-06-23 a las 5.03.10 p.m.

Paso #2
Calidad sobre cantidad. Decidas o no hacer una cuenta separada, los siguientes tips te ayudarán a atraer la atención necesaria a sus fotos:

– Si respondes SI a cualquiera de las siguientes preguntas… No subas esa foto. No todo momento ni recuerdo necesitan evidencia fotográfica. Disfruta los momentos conforme pasan y no los desperdicies tomando fotos.

¿Tu foto esta borrosa?
¿La foto es de baja resolución y no puedes distinguir los detalles?
¿Usaste flash y ahora los ojos de tu perro se ven de un color “láser” rojo o verde?
¿Tu foto esta oscura o sin color?
¿Subiste una foto similar recientemente; mismo fondo, misma pose, misma acción?
¿Tu perro sale en menos de un tercio de la foto?
¿No se distingue a tu mascota del fondo?
¿Tu perro se ve asustado, estresado o enojado?
¿En la imagen se muestra un ambiente peligroso?

No necesitas ser profesional, tomando en cuenta los siguientes aspectos estamos seguros que lograrás imágenes excelentes.

Explora y conoce las aplicaciones para editar de tu celular. Los filtros o un poco de brillo pueden cambiar mágicamente tu foto.
Siempre toma múltiples fotos pero de diferentes ángulos, incluyendo y especialmente al nivel de los ojos de tu mascota.
Usa la mejor resolución para tener la opción de cortar elementos extra en el fondo o bien, asegúrate que tu perro sea el centro de la cámara.
Concéntrate en los momentos únicos que muestren la personalidad única de tu cachorro. Es mejor cuando la imagen cuenta la historia por si sola que cuando dice “ponte ahí para la foto”.
En cuanto a títulos, procura hacerlo corto.

– En lugar de compartir foto por foto, crea un albúm o un post con las fotos de tu elección una vez a la semana en lugar de subir múltiples fotos todos los días. Puedes también intentar con un gif animado o un slideshow para hacerlo más dinámico y menos repetitivo.

Paso #3
¿De verdad importa?

Si, posiblemente compartes mas fotos de las que tus amigos quisieran, de verdad muchas mas. Pero, ¿por qué cambiar lo que a ti te hace feliz? Nuestra sugerencia final… ¡Comparte lo que quieras! ¿Crees que necesitas de esas personas que no quieren ver a tu hermosa mascota todos los días como tu? NO. 🙂

Sabemos como funciona esto, tu amas a tu perro y tu perro te hace feliz. La necesidad de compartir cada segundo de felicidad con tu mascota es algo bueno y cualquiera que piense diferente… Necesita un amigo peludo propio.